Como limpiar una camilla de masajes

A la hora de que alguien acude a un centro de estética o un sitio especializado en terapias de masajes, el higiene y la pulcritud son las primeras cosas que notará y que según las encuentres le inspirarán o no confianza, si quieres tener una sala de masajes, lo ideal es conseguir una experiencia en el cliente, brindándole confianza, relajación y una experiencia completamente satisfactoria que hablarán de la calidad de tu servicio y de tu profesionalismo.

Limpieza de la sala de masajes

Recuerda que el ambiente de la sala de masajes es, ante todo, lo que creará el ambiente ideal para que tu cliente se sienta cómodo y confiado, lo ideal es que sea un sitio amplio, bien iluminado y sin corrientes de aire que puedan molestar o generar frío a tu cliente.

Los adornos no son necesarios, lo ideal es crear un ambiente de relajación donde menos es más, en lugar de eso procura tener una mesita para que pueda dejar sus prendas, un biombo para que pueda cambiarse y dejar su ropa colgada y una mesa donde si quieres puedes colocar un pequeño reproductor de sonido para ambientar con música suave toda la sesión de masaje.

Tips para la limpieza de la camilla de masajes

La camilla es el lugar que tendrá contacto directo con el paciente, que en la mayoría de los casos estará desnudo, y no querrá acostarse en una camilla que se vea sucia y desatendida, por eso debes prestar mucha atención a estos consejos para mantener como nueva tu camilla de masajes.

  • Cambia constantemente los cobertores de la camilla y prefiere los desechables para que puedas tener uno nuevo por cada cliente. (ver aquí)
  • Es importante que mantengas secas las partes metálicas para evitar que se oxiden.
  • Lava bien la parte superior con detergentes desinfectantes por lo menos una vez al día, procurando cambiar el agua con que aplicas el detergente varias veces.
  • Para la aplicación del detergente desinfectante se debe usar en toda la colchoneta y la superficie de la camilla y dejar actuar por lo menos 5 minutos para luego retirar con un paño húmedo. Este procedimiento se debe repetir por lo menos 2 o 3 veces para disminuir al mínimo el riesgo de infecciones en nuestros clientes.
  • Los geles desinfectantes con aromas son recomendados solo si su aroma es suave y si el gel no es corrosivo para que no dañe el material de tu camilla
Compartir
Artículo siguienteRollos de papel para camillas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here